6.1.12

Hay una guerra [Hay una guerra]

Ones de pressió als meus timpans que parlen de: Futur nuvolat [Aspencat]
Cel·luloide fresc: Van Diemen's Land
Cojón de sastre: Foner



Hay una guerra. Hay una guerra y no sé entre quiénes, sólo sé que uno de los bandos no se ha dado cuenta, o que sólo uno de ellos, el otro, es el que está guerreando, como una cosa interesadamente unilateral. Lo que me resulta imposible es definir quién es quién o a qué alianza pertenecería un ciudadano escogido al azar. Proponer como bandos la izquierda y la derecha o sus plurales me parece casi insultante por varios motivos. Uno es que esta división es una de las más gilimierdosas [sí, gilimierdosas], ambiguas y variables de todas las que haya inventado el ser humano: dependiendo del país y del momento histórico se aglutinan bajo su nombre diferentes packs de ideología que, a priori, son totalmente independientes [la clásica pregunta sobre la tendencia del caudillo]. Otro motivo es simplemente que sé que esta no es la respuesta. O al menos no lo es si consideramos a la gente libre y lúcida y sus últimas elecciones. Tiene que ser algo más complejo. Tampoco me atrevo a afirmar que la guerra sea entre los justos y los injustos [quizá sí entre los que buscan la justicia, global aunque el concepto sea vago, y aquellos que no lo hacen, o que la necesitan tan sólo local y selectiva, o que la redefinen para su interés usando armas relativistas de cuando la vieja lucha de clases]. La guerra quizás sea, tautología uno, entre quienes siguen pensando en términos de paz y quienes ya han visto que hay una guerra y que la hay, tautología dos, precisamente porque ellos están haciéndola. No sé, el hecho es que los segundos no tendrán problema en declararla abierta si es menester, aunque no habrá necesidad mientras los primeros sigan tan borrachos de pseudodemocracia y pseudolibertad y pseudoigualdad que no se den cuenta de que guerra haberla hayla, y que de igualdad un pimiento. Lo que hay es una tontería que quita el hipo. Y un corporativismo egoísta que lo devuelve.



Ea. Marramiau. Salut i roscó!