16.7.10

Curso Desordenado de Iniciación a la Fotografía



Capítulín 8: El artista como colofón y también el artista como pose y también el artista estudiado



Tu sobrina pequeña sí, también ella podría pintar un Malevich monocromo pero no lo hace.
Tus disparos los podría también hacer ella pero el hecho probado es que no quiere y eso es lo único que te convierte en fotógrafo. No hay menos mérito en usar el modo auto, una cámara mejor sí que hace mejores fotos y si tu vecino tuviera tu máquina las haría preciosas. Pero no la tiene, ni la quiere, ni de facto las haría. Acepta que el mérito es el trabajo, que el rasero no está en la quintaesencia sino en la existencia misma de la obra, finalizada y presentable, fi na li za day pre sen ta ble. Que la mayoría de los artistas que conoces son simplemente labradores que acaban su faena y que los demás lo seríamos pero siempre nos hemos dejado las esquinas por pintar,

y también

créete tus fotografías. La técnica se puede criticar, el motivo jamás, y su defensa es tu menester. Créetelo y el espectador se te creerá. Cartier Bresson se creía a Cartier Bresson y por eso era un buen fotógrafo y si tú no te crees, donde a él le aceptaban costumbrismo a ti te llamarán banalidad. Es to doac ti tud,

y también,

el autor no importa y no es su obra [ja más qui so ser lo]. Su contexto era solo suyo y sí, influyó, pero no es relevante para valorar lo creado y ni siquiera lo justifica. La circunstancia y el particular se llaman gossip, crónica, historia, museo y no son menester del espectador [ni aún del crítico]: esta es la última voluntad del arte que debieras respetar, la de lanzar tu apuesta sin importar el crupier.


3 comentaris:

Cafiamo ha dit...

=)

foste tu que escreveste isto !?

Carlos Filipe♫

Denkersaugetier ha dit...

Sí!

Es que a veces me aburro y me relaja escribir :P

¿Como va por el puerto de españa?

Cafiamo ha dit...

Vai bem, como sempre...

Devias escrever em dois idiomas, valenciano e castelhano para facilitar a vida ao público estrangeiro.


é

CF♫