26.9.08

Curso Desordenado de Iniciación a la Fotografía



Capítulín 2: Los primeros días


Los primeros días coge tu cámara pero no te obligues a usarla. Llévala contigo para ir a comprar el pan y de la habitación al baño, sal a dar una vuelta por la ciudad. Acostúmbrate a su peso, es un nuevo apéndice y tu cuerpo tendrá que aceptarlo. Puedes andar buscando fotos pero no es necesario que desenfundes, total son fiascos y tranquilo, a los pocos días el cuerpo ya te pedirá mambo. Por ahora desenfunda solo para perderle el respeto, tu cámara no es mejor que la de un móvil, es solo más grande y ruidosa.