28.8.06

Metempsicosis

Ones de pressió als meus tímpans que parlen de: Lady in the water OST [la peli... un bluff]
A la pelu m'han dit: 'El mundo se divide en dos conjuntos de personas. Yo y las demás.' Inevitable touché



He tratado —con cierto éxito— de vislumbrar su origen. Sintomáticamente se describiría como un leve aturdimiento acompañado de náuseas. Las causas que lo originan, si bien, permanecen inicialmente ocultas, acaso herméticas. La infección que amparo y alimento tiene vínculos con el mundo de lo quimérico, tanto es así que creo —mi aparente incertidumbre es pura formalidad, no lo negaré— que el dolor me sobreviene de facto en el preciso momento del tránsito a lo real, en el desadormecerse.

Recorriendo el dédalo de mil salidas en busca de la entrada o pernoctando en palacios abisales me sobresalté en sudores. He viajado a la era del cinghiale bianco y he conversado banalidades; me fué arrancado el sueño. Conocí la vítrea Heliópolis antes de que este fuera su nombre y allí espejos translúcidos me dieron reflejo. He sido en las largas noches tres hombres, Antigua de la ciudad homónima, Jorge Luis de quien copié y un tercero nunca bautizado. Acto seguido la artesanía del aposento siempre me dió la bienvenida.

El mal procede, entreveo, del brusco viaje —dos, tres instantes, no más— que conecta los estadios morfeo, liviandad y despertar. Postulo que la enfermedad tiene origen en la imposibilidad de estar allí ya y aquí ya, y se deriva de ello un semiletargo doloroso, una invigilia somorda. Infiero que cierta fracción de mi consciente aun está en estadio ilusión, anhelo, somnolencia a lo sumo, cuando ya el resto vive. Deduzco y defino la imposibilidad de conectar espacialmente —más allá de las generatrices del cono de luz— ambos estadios, sueño y vigilia. Y resumo que en los despertares violentos la torpeza de mi psique —la velocidad de regreso— se torna en una suerte de malestar sensorial con cierta componente somática.



Hail to The Perry Bible Fellowship. Tal volta obriga un nou blog durant la meua estada... ja vorem passat el primer mes. A Pinedo era [y de esta guisa me lo aprendí yo]: Primero basurero / segundo campeón / tercero pistolero / cuarto lagarto / quinto laberinto / sexto baloncesto / séptimo león. Crec que vaig a ser el basurero de los erasmus, arrive massa pronte. :D